jueves, 30 de julio de 2015

La biblioteca fantasma

Antes estos aposentos estaban llenos de libros, en su mayoría manuscritos. 

Ahora un pequeño ataúd, perteneciente a un duque, mora junto al mobiliario y bajo el gesto dramático de San Francisco de Asís. Intento imaginar cómo era la biblioteca del primer Marqués de Santillana, cómo sus escritos se confundían con los tomos de Virgilio y Dante, a la luz de una vela.

Antigua estancia que albergaba la biblioteca que inició Íñigo López de Mendoza, primer Marqués de Santillana. Más tarde será conocida como la Biblioteca de Osuna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada